Paredes sin rayas

Todos los niños en algún momento u otro tienen la tentación de rayar la muralla. Si no alcanzas a quitarle el lápiz antes de que eso pase que no cunda el pánico porque un producto que usamos a diario en la cocina nos puede dejar la pared como nueva.
Se trata del lavaplatos! Un par de gotitas en un paño húmedo y problema resuelto. Si eso no funciona se puede mezclar con un poco de detergente (yo probé con Quix y Drive líquido).
Si es que la mancha sigue ahí cualquier producto para limpiar baño y cocina puede hacer el truco (en mi casa usamos Cif en crema), pero ojo que no sea muy fuerte porque puede sacar la pintura.