Toronto con niños

Toronto con niños

Magdalena Fernández | Publicado en junio 21, 2017

*Magdalena Fernández vive hace 6 años en Toronto, Canadá y tiene dos niñitas de 5 y 2 años, y aquí nos cuenta todos los atractivos que esta ciudad tiene para la familia, un destino diferente que sin duda puede sorprender.

Viajar con niños por grandes ciudades puede ser un poco difícil en ocasiones. En comparación con otras grandes ciudades Toronto es muy amigable para la familia y turistas con niños pequeños. Una ciudad que se puede caminar en su mayoría, y donde la gente es muy amigable con las familias. Si bien las opciones de mobilización en metro, buses o streetcars (la versión de trolleys en la ciudad) conectan la ciudad completa, no todas las estaciones tienen ascensores y los streetcars solo tienen escaleras (¡los buses acomodan hasta bicicletas!) por lo que si viajan con un coche es preferible traer un coche liviano.

Es altamente recomendable conocer esta ciudad en temporada primavera-verano (mayo-septiembre), octubre y noviembre pueden resultar muy lindos aunque un tanto fríos para los viajeros, pero todavía es buena época para turistear dado que no ha llegado el frío invernal o la nieve a la ciudad. Para los más aventureros y aquellos que quieran probar sus habilidades de patinaje en hielo enero a marzo son los meses para visitar esta ciudad y alrededores. No olviden gorros, guantes, traje de nieve y botas si intentan turistear durante esos meses.

Toronto es una ciudad llena de barrios, cada uno con una onda y vibra particular. Si bien hay muchos lugares en que niños y adultos pueden gozar de la ciudad, también están aquellos barrios y lugares imperdibles si estás de paso en esta ciudad.

Lugares para recorrer y visitar con niños

Estando en la ciudad pueden comprar el City Pass que les dará acceso a las atracciones turísticas mas importantes por un mejor precio. Vale la pena comprarlo si quieres visitarlos.

El Acuario (Ripley’s Aquarium of Canada) es una de las atracciones que deben visitar con sus niños, inaugurado hace un par de años es una maravilla para quienes gozan de ver la vida marina. En ese mismo día se puede visitar la CN Tower, un ícono de nuestra ciudad, de la que gozarán una vista privilegiada en un día de sol (no es recomendable ir si está lloviendo o muy nublado). En sus aproximadamente 350 metros de altura se puede apreciar una vista de 360 grados y un paseo por el glass-floor donde puedes sentarte y contemplar el panorama. En el mismo sector, está el Toronto Railway Museum, un lugar especialmente entretenido para los que gustan de los trenes. Una parte de este museo se encuentra al aire libre

Existen además dos museos que son especialmente atractivos para los niños. El Royal Ontario Museum además de ser un ícono arquitectónico alberga en su interior la exhibición de dinosaurios y animales en el segundo piso, junto a la cueva de los murciélagos y rincones especialmente diseñados para los niños en los que pueden pretender ser arqueólogos, caballeros de la edad media u otros personajes. Habitualmente contempla exhibiciones de China, Japón y Egipto entre otros en los que se pueden observar antiguedades, piezas de arte y objetos de las distintas culturas y épocas. Un segundo museo es el Ontario Science Centre, especialmente diseñado para los niños y la exploración en las ciencias. Durante el verano Toronto se transforma en una ciudad tropical por lo que es un panorama especial en un día de tormenta. En sus seis pisos contiene una infinidad de espacios entretenidos, desde rincones sobre el espacio exterior hasta un viaje por el interior del cuerpo humano. Ya estando en este barrio puede aprovechar de visitar Yorkville y tomar uno de los mejores helados de la ciudad en Summers.

IMG_4187

Un paseo imperdible con niños es el Zoológico de Toronto. Se encuentra un poco más alejado del centro de la ciudad, por lo que es recomendable arrendar un auto si quieren hacer el viaje más cómodo. Se puede acceder por medio de buses también, pero deben contemplar un traslado largo en el sistema de transporte público. La atracción más destacable son los osos pandas y sus crías, pero este zoológico alberga una infinidad de especies: rinocerontes, panteras, osos, lobos, leones, orangutanes, gorilas, jirafas, elefantes, entre muchos otros. Todo rodeado de un ambiente natural y lleno de espacios para descansar un poco los pies luego de las largas caminatas.

unnamed (1)

Otros lugares que son entretenidos y lindos de conocer en días de sol son los parques de Toronto. Especialmente destacable es la isla – Toronto Island – donde se puede planificar un día de picnic, playa, bote, y juegos de agua. Habitualmente se puede tomar un ferry que te lleva hasta la isla en menos de 10 minutos (aunque la fila para tomar el ferry puede ser larga). Es bueno ir preparado con traje de baño y aventurarse por las distintas playas que ofrece este parque. Además, no hay mejor vista del Skyline de Toronto. Todo el Waterfront de Toronto fue renovado hace muy poco, por lo que ya sea de ida o de vuelta de este paseo a la isla, se puede recorrer el borde costero. Durante el verano hay una infinidad de actividades gratuitas, ferias y festivales que resultan entretenidos para grandes y chicos.

fullsizeoutput_1d63

Otro parque especialmente entretenido para niños es el High Park. Ubicado en el extremo oeste de la ciudad, este parque tiene distintos puntos en los que se puede gozar de entretenciones. Tiene un pequeño zoológico en su interior, una maravillosa laguna, y muchos puntos de juegos para los niños. Unos de los playgrounds tiene un castillo en el que los niños pueden pasar horas jugando.

Trinity Bellwoods Park se encuentra ubicado en el sector mas hipster de la ciudad, Queens Street West. Más pequeño en dimensión es un lugar ideal para terminar la caminata por el barrio, en el que pueden comprar algo para comer en la infinidad de restaurants que hay (recomiendo Nadege para un sandwich o Terroni para una pizza) y buscar una sombra en Trinity Bellwoods. Es ideal para hacer una parada con los niños, con juegos y un ‘pond’ en el verano (una especie de piscina para chapotear).

Un punto para visitar, especialmente durante el fin de semana, es Brick Works. Ubicado en medio de la naturaleza, está una antigua y renovada fábrica de ladrillos y su cantera. La recuperación de este espacio en un sitio de esparcimiento para niños y grandes atrae un Farmers Market y Food Trucks todos los fines de semana. La entretención continua en el parque desarrollado en lo que fue una cantera antiguamente. Para los más aventureros este es un lugar en el que pueden continuar haciendo un pequeño trecking por los alrededores.

Para los que planificaron un viaje más largo en Toronto, otros lugares para visitar son Fort York, Riverdale Farm y The Beaches. Fort York es un espacio dedicado a recorrer un fuerte y orientado a niños sobre los cinco años de preferencia. Riverdale Farm se encuentra en el barrio de Cabbage Town y es una pequeña granja entretenida. Para los grandes visitar el barrio, sus antiguas casas y arquitectura, y continuar con un helado al estilo siciliano en la esquina del parque es una alegría. Finalmente, visitar The Beaches, el barrio de playas al este de la ciudad es ideal en un día de calor.

IMG_4468

Lugares imperdibles

Toronto es una ciudad muy activa y no se pueden ir de esta ciudad sin conocer otros puntos, que a pesar de no ser tan atractivos para los niños, los padres no pueden dejar de visitar.

El Distillery District es una antigua distilería que fue transformada en un sitio de restaurantes y tiendas que querrán conocer. Existen algunos de esos lugares que son amigables para los niños, como el “Cacao 70” y otros no tanto, pero que querrán probar como Brick Street Bakery (para comer un sandwich al paso) o un café en el Balzac. Downtown Toronto es también imperdible. Simplemente recorrer sus calles y distintos puntos, como el antiguo y nuevo municipio de la ciudad, el distrito financiero y Dundas Square (nuestro Times Square). No se pueden ir sin visitar St. Lawrence Market y comer al mas puro estilo de mercado de Toronto.

Kensington Market es otro barrio para turistear en Toronto. Este lugar es el punto de reunión de los mas hippies de nuestra ciudad. Artistas fueron los primeros en hacer este barrio suyo y ahora se encuentra lleno de restaurantes y tiendas entretenidas. Colinda con el Barrio Chino (China Town) y está cercano al AGO (Art Gallery of Ontario) para los que que deseen continuar su recorrido con un toque de arte contemporáneo. Finalmente, se puede visitar Casa Loma, un pequeño palacio ubicado en las alturas de la ciudad. Casa Loma es especialmente bonita en primavera y verano, por sus patios y vista de la ciudad.

Viaje por el día a las Cataratas de Niágara

A unas dos horas de la ciudad se encuentran las Cataratas de Niágara, una de las atracciones más importantes de Canadá. Éste es un paseo que sin duda pueden organizar estando en Toronto. Se puede llegar en bus, pero es recomendable arrendar un auto y aprovechar de conocer los alrededores de las catarátas también.

Para los niños hay paseos muy entretenidos, como el mariposario en el parque botánico o Marine Land, un parque de entretenciones para niños un poco mas grandes.

Niagara Falls es una ciudad pequeña y muy turística, en la que si gustan pueden encontrar museos de cera y entretenciones al estilo Las Vegas. Lo imperdible es la vista de las cataratas, en las que pueden tomar un bote para verlas desde muy cerca (es recomendable llevar una muda de ropa). En las cercanías de esta ciudad se encuentra una de las represas e hidroeléctricas más importantes de Canadá, una infinidad de viñas en las que se puede organizar un wine tasting (la especialidad de la zona es el ice wine), y una pequeña ciudad llamada Niagara on the Lake, que resulta muy atractiva para almorzar y pasear, tomar helado y jugar en el parque contemplando el lago.

unnamed (5)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *