Dulce…y nerviosa espera

Dulce…y nerviosa espera

Paula | Publicado en agosto 8, 2016

Estoy de 38 semanas y medias esperando, literalmente, que nazca mi tercera guagua. Y aunque el pre natal (con hijos en colegio y jardín) es lo máximo porque al fin puedo tener tiempo para mí, reconozco que la espera y el no saber cómo ni cuándo va a llegar la guagua me pone un poco nerviosa.

Mis dos niños fueron parto normal, no cesáreas y espero que éste también lo sea y claro que esto trae muchos beneficios, una sana recuperación y muchas cosas, pero son inesperados y el trabajo de parto puede empezar en cualquier minuto. Lo bueno de que sea el tercero es que algo sé, con la primera llegué con contracciones a la clínica y con el segundo se me rompió la bolsa así que cualquier cosa me podría pasar. Pero, ¿cuándo? Eso no lo sé, ¿se me romperá la bolsa en el supermercado? o ¿haciendo el turno del colegio? Prefiero no pensar en lo que podría pasar, porque esa incertidumbre es a veces desesperante.

Lo que sí, me he hecho la idea de que todavía me pueden quedar dos semanas y mientras no pase nada, seguiré disfrutando este rico tiempo para uno, para anidar y para dejar todo listo para la llegada del nuevo integrante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *