Todo pasa…

Todo pasa…

Paula | Publicado en mayo 16, 2016

Creo que he escrito sobre esto antes, pero cuando uno está en el momento de conflicto con los niños o en una etapa complicada, se olvida que todo pasa.

Últimamente me pasó con dos situaciones puntuales con Martín, mi niñito de 3 años. La primera es que se empezó a ir a nuestra cama todas las noches, casi sin excepción, y la verdad es que todos empezamos a dormir mal. A mí me encanta regalonearlos y feliz cuando llegan de repente, no soy de las que los devuelve altiro, en realidad casi dormida los subo o se suben solos y después me doy cuenta de eso, pero esta vez empezó a aparecer todos los días en nuestra cama y cuando ya empezamos a amanecer mal genios por dormir mal, pensamos qué podíamos hacer. Yo no veía mucha salida, ya que si le decía “Martín, vamos a tu cama, yo te acompañó”, no me resultaba. Sin embargo, de repente, sin darnos cuenta y sin tomar grandes acciones al respecto, Martín empezó a dormirse en su cama y a permanecer en ella toda la noche. Así, de un minuto a otro, dejó de irse a nuestra cama todos los días, y me volví a acordar que “todo pasa”.

Lo segundo fue la llegada al Jardín, también con Martín quién solía partir feliz al jardín, pero cuando yo o Pancho, mi marido, nos íbamos, el llanto era inevitable. El problema es que esto se mantenía en el tiempo, no fue solo durante la adaptación, sino que ya llevaba más de 6 meses pasando. Lo conversamos mucho, usamos distintas técnicas, pero no había caso, él iba feliz al jardín, pero en el momento de la separación, el llanto venía si o sí. Ya queríamos hablar con las tías para tomar alguna medida, pero de repente un día no lloró, el siguiente tampoco, y así ya lleva más de un mes sin hacerlo. Ya no solo va feliz al Jardín, sino que se despide feliz, nos da un beso y se da media vuelta para conversar con las tías o con sus amigos. Definitivamente todo pasa…

1 Comentario

  1. Javiera 17.05.2016 - 21:35

    Muy cierto, eso es mi consuelo muchas veces…me digo, años 15 años ya no seguirá tomando mamadera, o cualquier otra conducta q me veo angustiada por erradicar, asiq los disfruto más !

    |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *