Camping con niños

Camping con niños

Paula | Publicado en abril 11, 2016

Después de pasar el año nuevo con un grupo de amigos, todos con niños, planeamos el próximo paseo juntos y nos motivamos a irnos de camping. Ninguno era muy “acampado”, pero sí queríamos hacerlo por los niños, pensando que para ellos sería un buen panorama.

Así, finalmente en febrero, con calor y entusiasmados con alargar las vacaciones reservamos para un fin de semana de abril, un fin de semana “corto” para ver cómo nos iba. Elegimos Pichidangui por tres razones: no es tan lejos de Santiago; en segundo lugar, es más al norte lo que aseguraba un mejor clima, y en tercer lugar, el camping tenía la opción de tener baño privado y además contaba con cabañas cerca para dos familias que estaban con guagua chica y querían participar pero no en carpa.

Se empezó a acercar la fecha y los ánimos a tambalear. Empezó a llover en Santiago, las abuelas empezaron a manifestar sus opiniones “déjenme a los niños, cómo van a ir con este frío”. Algunas empezaron a ver si había más cabañas disponibles, “por si a caso”. Finalmente llegó el día y los ánimos volvieron, se anunciaba un buen tiempo y el entusiasmo de los niños nos hizo motivarnos.

Esto fue el fin de semana recién pasado, y la verdad es que sólo podemos decir cosas buenas de la experiencia. Un fin de semana sin televisión ni celulares, en un lugar lindo, a orillas del mar y con árboles que nos protegían del sol y del frío. Con baños limpios, lugares de juegos, parrillas, mesas, todo dispuesto para pasarlo muy bien.

Fueron dos días donde disfrutamos de lo simple, los niños gozaron buscando bichos, haciendo fogatas, escalando árboles y jugando con palos. Nosotros gozamos de buenas conversaciones, de ver lo bien que lo pasaban los niños, y de ver que dormir en carpa y apretados no es terrible, sino que al contrario es hasta entretenido.

Quedamos tan motivados que ya estamos viendo fechas para el próximo camping y nos propusimos “empezar a equiparnos” porque con algunas cosas la estadía se hace más fácil, aunque también concluimos que es rico “desprenderse” de las comodidades, ahí veremos cómo llegar al equilibrio.

Algunos tips:

  • Llevar abrigo, fuimos tan abrigados que encontramos que no hacía tanto frío.
  • Almohadas y colchón inflable para dormir bien.
  • El tener un baño privado por familia fue muy cómodo, no es tan necesario, pero fue una buena elección.
  • Llevar algo para las picadas de zancudos u otros bichos.
  • Para la próxima: llevar hervidor. Empezar a prender fuego en la mañana era muy lento, un hervidor nos hubiera ayudado, y si ya nos embalamos, un tostador también sería útil, claro que no indispensable.
  • Una carpa “despensa”. Concluimos que si uno va por más días es útil tener una carpa de despensa para poder guardar la comida, nosotros usamos las maletas de los autos, pero hubiera sido cómodo tener esa carpa.


Camping con niños 1Camping con niños 5 Camping con niños 4 Camping con niños 3Camping con niños 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *