Adiós vacaciones

Adiós vacaciones

Paula | Publicado en febrero 29, 2016

Ya sabemos que las vacaciones con niños no son lo mismo que las vacaciones de soltera o sin haberlos tenido. Lejos quedaron las largas siestas, despertadas tardes, carretes sin preocupaciones, pero no por eso las vacaciones son peores, aunque no sé si descanse mucho, las vacaciones son lo máximo, hacemos cosas entretenidas en familia, conocemos lugares, compartimos con los primos, con amigos y estamos todos juntos, muchos días, ¿qué mejor?

Eso sí, cada año me deja pensando en algunas medidas para tomar en las siguientes vacaciones, acá les dejo mis 5 “aprendizajes” de estas vacaciones:

1) Tomarse 3 semanas de corrido: en la medida de lo posible, creo que 3 semanas es un buen número para descansar y desconectarse, sobre todo si uno quiere ir a algún lugar más lejos. En otras oportunidades nos hemos tomado dos y hemos sentido que no ha sido suficiente.

2) No recorrer muchos lugares, mejor establecerse en algunos: en las 3 semanas de vacaciones que tuvimos en familia fuimos a 3 lugares y concluimos que era el tope, incluso ideal dos, para así establecerse, recorrerlo bien y así los niños también se adecuan a esos lugares.

3) Relajarse con tema horarios: en general no me gusta que los niños estén hasta las 12 de la noche despiertos, me encanta tener un momento de silencio en la noche y un minuto para los “grandes”, pero tampoco me estreso con que estén a las 8 durmiendo. En el verano prefiero disfrutar hasta tarde la playa o el lago y atrasar las rutinas del sueño, además, como nos pasó este verano podemos tener buena suerte y los niños pueden relajarse también y dormir hasta más tarde.

4) Aprovechar de probar nuevas cosas: desde comidas hasta experiencias, creo que las vacaciones son una buena oportunidad para probar y hacer cosas nuevas en familia. Este verano nos subimos a montañas rusas, los niños aprendieron a comer uvas, nos bañamos en el mar, hicimos fogatas, comimos mushmellows y muchas cosas más.

5) Ojalá contar con alguna ayuda: si queremos descansar un poco, es rico contar con alguna ayuda. Este año arrendamos unas cabañas donde hacían el aseo en las mañanas lo que fue un gran alivio.

¿Algún otro aprendizaje para compartir? Todos son bienvenidos!!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *