Los pro y contra de tener un perro en la casa

Los pro y contra de tener un perro en la casa

Ximena | Publicado en noviembre 20, 2015

hushpuppyEn marzo de este año llegó un nuevo integrante a la familia. Hasta ahora no había hablado de él básicamente porque fue un poco contra mi voluntad. Después de meses de Juan Ignacio insistiendo en comprarse un gato, cuando me ofreció cambiarlo por un perro mi respuesta fue: “Ojalá no, pero si te mueeeeeeeeres de ganas”. Y así fue como al día siguiente llegó Pariskai a la casa.

Los que me conocen saben que soy lo opuesto a un dog lover, los encuentro hediondos, no me producen ternura y me dan un poco de miedo. La Ximenita salió a mi, pero la Josefa le da besos en la boca al perro.  Sé que a mucha gente le da vuelta la idea de tener una mascota, después de varios meses de experiencia les dejo mi lista de pro y contra.

Los contra del perro

– Te rompen el jardín. Pariskai tiene una obsesión por las flores, aparece una y salta a romperla.

– Son hediondos y hacen caca. Es bastante obvio, pero no por eso deja de ser apestoso y obliga a limpiar el jardín antes de poder salir a jugar. Además por más fina que sea la comida, la caca es asquerosa con mal olor y fea.

– Te obliga a asumir responsabilidades: hay que llevarlo al veterinario, encargarlo cuando salimos de vacaciones y sacarlo a pasear aunque esté lloviendo a chuzo.

Los pro

– Te obliga a asumir responsabilidades. Se puede dar tareas a los niños y esto los obliga a ser responsables.

– Te entrega una instancia familiar. Antes era imposible sacar a caminar al papá, ahora con la excusa de que tiene que pasear al perro hacemos paseos y caminatas familiares todos los domingos.

– Te entregan un contacto y amor especial por la naturaleza. La Josefa (2 años) asumió que Pariskai era su hijo, cada vez que lo ve le dice hola hijo, le da besos, lo cuida, no se come toda la comida para dejarle un poquito y si uno le pega al perro o lo reta ella salta altiro “cuidado con mi hijo”.

– Despiertan la creatividad. No tengo idea cómo se le ocurrió pero la Ximenita con 3 años inventó el nombre Pariskai y no hubo nada que la hiciera cambiar su opinión. Su perro, desde antes de que existiera, se llama Pariskai y así se quedó. Un poco raro, pero una vez que uno se acostumbra es un nombre original, entretenido y lo más importante inventado por ella.

Como pueden ver los pro son mucho más importantes que los contra y a pesar de todavía no estar muy convencida, soy feliz de que mi Josefita tengo un perro.

 

1 Comentario

  1. Paula 23.11.2015 - 12:26

    Tierno Pariskai! Me quedo con los pros!

    |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *