El día después de Halloween

El día después de Halloween

María Paz | Publicado en noviembre 2, 2015

El 1 de noviembre, la Iglesia celebra y se alegra por todos los hombres y mujeres, viejos, jóvenes o niños, religiosos o laicos que han llegado a Dios, su meta última. No se festeja sólo a los beatos o santos, sino que se celebra también a todos los que no están canonizados pero viven ya en la presencia de Dios. Por lo que es el momento de recordar a todos nuestros seres queridos que ya no están con nosotros.

La noche del 31 de octubre es la “víspera de todos los santos”, pero para nosotros es más bien la celebración de Halloween, que prácticamente consiste en disfrazar a los niños e ir a pedir dulces. Pero, ¿por qué no aprovechar de darle un mayor significado? ¿Por qué no aprovechar de decirle a los niños que nos estamos preparando para celebrar el día de todos los santos, hablarles del cielo y de Dios? ¿Cómo podríamos hacerlo sin que les parezca fome o se asusten?

Nosotros nos juntamos con unos amigos a hacer un asado. Tipo 18:00 disfrazamos a los niños, de princesas las mujeres y capitán américa a Santiago (3 años), el único hombre del grupo, y partimos a pedir dulces por las casas del barrio. Nunca había hecho esto y me impresionó la cantidad de familias que se preparan para esta noche, ponen algún tipo de decoración en sus casas y compran dulces para compartir con los niños. Cada niños salió de mi casa con una calabaza vacía en sus manos y cuando volvimos estaban llenas con todas las cositas ricas que les habían dado. Los niños estaban felices! No tenían idea por que estábamos haciendo eso, no me extrañaría para nada que algún día me pidan tocar el timbre del vecino para que les de dulces, pero si sé que lo pasaron increíble!!!

En conclusión, tiene mucho sentido la celebración, tal cual la estamos celebrando hoy en día? NO. Pero por que no seguir haciéndolo, si los niños lo pasan bien y es un motivo para juntarse con los amigos y la familia? Solo espero nunca ceder al disfraz de vampiro o monstruo, y el próximo año de todas maneras pondré algo en mi portón de señal para que los otros niños sepan que tenemos dulces para compartir con ellos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *