Celos y peleas de hermanos

Celos y peleas de hermanos

Javiera | Publicado en agosto 21, 2015
Tengo recuerdos de sufrir corriendo para salvarme de mi hermano que me quería matar o yo persiguiendo a mi hermana para darle su merecido… gracias a Dios, crecimos, maduramos y somos personas civilizadas, no violentas y muy unidos… esta es mi única esperanza!
La Clara (4 años y medio) y la Agus (2 años y medio) son bien amigas, juegan juntas, se ríen, comparten y consideran a la otra “Mamá, falta uno para la Clara/Agus” me dice una si le estoy comprando algo a ella y no a su hermana. Pero desde hace un tiempo, la mayor no pierde oportunidad para pegarle a su hermana… Todo lo que tiene se lo quita y al más mínimo enojo, la pellizca, le pega, empuja o tira el pelo. La chica en general sabe defenderse y no es ninguna mosquita muerta, también se las trae, pero ahora último la agresivdad de su hermana mayor está superando su fuerza…
Después de analizar la situación me di cuenta que el problema de la Clara no es la agresividad, sino está celosa… ¿de qué? Primero, su hermana ahora es competencia para ella, antes tenía toda la atención y ella reinaba el mundo, pero ahora, la Agustina que está deliciosa, se roba la mirada de todos, recibe elogios y reina por sí sola. Ella siente celos de su hermana porque le está quitando el espacio y la atención. Y en segundo lugar, la venida de su hermano… ella está feliz con el nuevo integrante, es muy preocupada conmigo, le habla, quiere cuidarlo, pero una parte de ella sabe lo que se le viene: “Mamá, tendrás menos tiempo para mi porque tendrás que cuidar a mi hermanito”, como ella misma ha sido capaz de verbalizar, y esos celos los canaliza con su otra hermana.
¿Qué hacer?
1. Conversar con ella y explicarle que  cada una es especial y diferente, y que el hecho de que a ella no le celebren algo no quiere decir que no sea buena también y que no siempre puede ser destacada. Tampoco puede ser siempre el centro de atención, hay que dar la oportunidad y espacios a otros. Y no tener todos los ojos puestos en ella, no implica que no la quieran.
2. Validar su pena, su rabia o su enojo con su hermana (si se justifica), sin embargo, dejarle muy claro que la violencia nunca es un medio de resolución de conflictos y enseñarle otras maneras de expresarse.
3. Explicarle que su hermano necesitará más atención porque las guaguas así lo demandan, pero eso no significa que la quiero menos, si no que ella es mas grande y me necesita menos. También decirle que tendremos que buscar la manera de tener nuestros momentos las dos.
4. Creo en que es importante que los hermanos sepan resolver por ellos mismos sus problemas, es educativo para la vida. Por lo tanto intvervenir cuando sea justo y necesario, es decir, cuando haya abuso de fuerza. Y si eso ocurre, que sepa de antemano que hay consecuencias.
Les contaré como se desarrolla la situación…

1 Comentario

  1. xIMENA 21.08.2015 - 12:17

    Javiera, creo que es muy normal que tengan celos y es una situación que nunca se acaba, más allá de lo hermanables que puedan ser. En mi caso me preocupo de dedicarles tiempo especial a cada una. por ejemplo la Josefa está de cumpleaños el 25 de enero, entonces los 25 de cada mes salimos las dos solas a comprar las verduras, a caminar, a lo que sea…pero ella sabe que es un paseo solo de las dos y les encanta.

    |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *