Buena etapa

Buena etapa

Paula | Publicado en agosto 24, 2015

Con miedo escribo este post, porque cada vez que agradezco por un buen momento, porque estamos durmiendo bien o algo así, pasa algo y cambia, pero bueno este post es para darle esperanza a todas las mamás que están agobiadas por malas noches, por guaguas que toman papa todo el día, por niños resfriados: “no se preocupen, de repente, sin darnos cuentas llega una buena etapa y esas cosas quedan atrás”.

Y así, con niños de cuatro y dos años y medios las tardes se hacen más cortas, ya juegan más entre ellos, empiezan a obedecer y se comen la comida, y en la noche, cansados de tanto jugar, en general, llegan a dormir y duermen bien. Y yo no puedo creerlo, “no digas nada, Paula, que todo puede pasar”, me dice Pancho. Pero yo lo celebro y agradezco y en mi cabeza pienso que tengo que aprovechar este momento. ¿Aprovechar para qué? No sé jaja será para que me de energía para los momentos más agotadores, y en definitiva, como mi amiga Javiera dijo en otro post, más que aprovechar, atesorar, porque sin darnos cuentas el tiempo pasará.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *