Chicago

Chicago

Paula | Publicado en abril 27, 2015

Chicago todo espectador

Casi un año viviendo en Chicago, con niños de 4 y 2 años, me motivaron a escribir sobre la cantidad de panoramas y cosas para hacer con ellos que existe en esta ciudad.

Chicago es lindo e increíble siempre (cuando uno lo conoce, lo ama), pero sin duda la mejor época para apreciarlo totalmente, sobre todo con niños, es en el verano, entre junio y octubre, hay tantas cosas por hacer en esta época que los inviernos duros y de -40 grados se soportan soñando con la época estival.

Otro punto importante a tener en cuenta es que en Chicago la gente es amable, si alguien te ve con coche aunque vaya apuradísimo hablando por celular, va a parar y te abrirá la puerta. Y con estos detalles, un viaje con hijos se hace más fácil y llevadero.

A continuación les dejo mis diez imperdibles, con niños, en la ciudad de Chicago:

1) Millenium Park y sus vecinos Maggie Daley y Grant Park: aunque es repetitivo, en verano está lleno de gente y hace mucho calor, Millenium Park es sorprendente y todos nos rendimos ante sus distintas áreas. El “bean”, que en realidad es una nube-espejo nos entretiene tratándonos de sacar la foto más original (lo que es casi imposible). Para pasar el calor, nos refrescamos en las “Crown Fountine”, que aunque algunas caras no les gustan mucho a los niños, sus chorros las hacen queribles y después de jugar en el barco pirata y el castillo del Maggie Daley Park podemos cruzar la calle e ir al “Chicago Blues Festival”, el concierto gratis de blues más largo del mundo y todo en un ambiente familiar y seguro.

IMG_2065  IMG_2067  IMG_2068

2) Paseo en bicicleta: aunque no es conocida por sus playas, en Chicago hay 40 kilómetros de playas, y un camino llamado “Lakefront Path” que bordea el lago Michigan pasando por éstas. Una buena opción es pescar una mochila, con unos bagels e ir a Bobby’s Bike Hike, el lugar donde arriendan bicicletas con asientos para niños – si los niños ya andan solos en bicicletas es más barato arrendar las bicicletas celestes de la ciudad- y subirse a ellas, y andar lo más lejos posible, hasta encontrar un buen lugar en la playa para bajarse, comerse el bagel y donde los niños felices jugarán en la arena. Eso sí, hay que devolver las bicicletas, hay que pensar en eso al ver qué tan lejos se puede llegar.

3) Lincoln Park y North Beach: no es el Central Park, pero es lindo y tiene un zoológico con gorilas, rinocerontes y jirafas y todo gratis. En Lincoln Park se juega básebol y fútbol y hay una granja además del zoológico. Después de recorrerlo se puede cruzar a la “North Beach” y presenciar un partido de voleyball al mismo tiempo que mirar los edificios de la ciudad: la torre Hancock se distingue en seguida.

IMG_2075

 

IMG_2076 IMG_2074

4) Puesta de sol desde Navy Pier: ¿por qué las ruedas de los parques de diversiones se llaman Ruedas de Chicago? Porque la primera que se hizo fue aquí para la feria Internacional de Chicago en el año 1893. Aunque la original no es la que está en marcha, la “rueda de Chicago” se encuentra en el Navy Pier y en verano la gente hace cola para subirse a ella. Si no hay mucha gente, la vuelta vale la pena. Siente minutos con música de Frank Sinatra de fondo donde se contempla la ciudad desde otra perspectiva, los niños se entretienen y uno también. Después de la rueda es mejor arrancar del lugar de juegos porque siempre hay mucha gente. Lo mejor de Navy Pier es caminar hasta el fondo, comprarse unas papas fritas y una cerveza y sentarse al final a mirar el faro, la ciudad y ver con envidia los barcos “fiesta” pensando que algún día, cuando los niños crezcan, podremos subirnos ahí…aunque lo más probable es que sean ellos los que se suban.

IMG_2066 IMG_2098

5) Chicago desde las alturas: la Torre Willis (antiguamente llamada Sears Tower) nunca pensó que después de dejar su título como la más alta de Estados Unidos con la construcción de las Twin Towers, trágicamente, volvería a recuperarlo. Pero no duró mucho, el 2014 lo perdió nuevamente por el One World Trade Center. Pero de todas formas subirla eIMG_2102s interesante y entretenido y con niños también. Tiene unas “cajas” de vidrios donde los valientes se paran y se siente como en el aire. Aunque los días con sol la espera puede durar 1 hora y media, entre lunes y jueves, a primera hora, ésta no llega a la media hora y vale la pena. Otra opción es la torre Hancock, es la cuarta más alta de Chicago y la vista es prácticamente la misma (y si consiguen una babysitter, una buena opción es ir al bar que hay en el penúltimo piso de la Hancock y ver la misma vista, pagando solo lo que se tomen, y la mejor vista está en el baño!).

6) ¿Día nublado o lloviendo? Shedd Aquarium y Field Museum: Ambos están ubicados en el Museum Campus, una zona que incluye tres grandes museos y el estadio Soldier Field de fútbol americano, además de un parque que bordea el lago Michigan. En el Acuario se ven delfines, ballenas, anacondas e incluso a Nemo. Mientras que en el Field Museum está Sue, el esqueleto de dinosaurio más grande y completo que se ha encontrado, junto a otras 20 mil especies. Desde ambos lugares se observa el “skyline” de la ciudad, si paró de llover, el escenario es perfecto para fotografiar.

IMG_2073 IMG_2082

7) Solo para valientes o para niños bien portados: tur por el río Chicago y Art Institute: ambas actividades requieren a lo menos una hora y media de tranquilidad, por eso hacerlo con niños pequeños puede ser riesgoso. El paseo en barco por el río es una excelente forma de conocer la historia de Chicago y admirar sus principales edificios con la ayuda de un guía. Una alternativa para recorrer el río en menos tiempo, es usar los “water taxis”, estos demoran a lo más 20 minutos en llegar a China Town, el punto final del taxi. En éste no hay un guía por lo que habría que complementarlo con un buen libro.

IMG_2084  IMG_2083

El Art Institute, es sin duda el museo número uno de Chicago, y también fue el número uno del mundo el año 2014 según Trip Advisors, pero visitarlo con niños inquietos puede ser una pesadilla. Si estos son tranquilos o están durmiendo en el coche se puede recorrer sus principales salas, si despiertan se puede ir a la sala familiar, donde hay libros de niños de arte que difícilmente verán en otra parte. Una exposición que les puede gustar a todos es la de “Thorne Miniature Rooms”, donde se muestra en miniatura, el interior, de las casas de fines del siglo XVIII y principios del siglo XIX.

8) Evanston y el jardín Botánico:

Un lindo lugar de casas residenciales es Evanston donde además se encuentra el campus principal de la Universidad de Northwestern. Tiene un parque a orillas del lago y una rica playa (privada, hay que pagar para entrar) para pasar un día de descanso. Cerca de Evanston está el Chicago Botanic Garden, un jardín precioso, con muchísimas flores y sectores diferentes. Hay además un tren minuatura que recorre las principales ciudades de Estados Unidos, muy entretenido para los niños. Si uno aloja en el centro, lo ideal es arrendar un auto para recorrer ambos lugares y si les queda tiempo se pueden arrancar al Pleasant Praire Outlet que queda más o menos cerca del Jardín Botánico.

IMG_2101 IMG_2096

9) La Universidad de Chicago y el Museo de Ciencias e Industria: 

Si todavía les queda tiempo, éste es otro paseo entretenido. La Universidad de Chicago y dicho museo quedan en el barrio Hyde Park, ubicado al sur del centro de la ciudad y donde Obama tiene su casa. El campus de la Universidad de Chicago es gigante, abarca muchas calles y tiene varios puntos atractivos: su biblioteca, una casa de Frank Lloys Wright y la escultura llamada “Nuclear Energy”. En este mismo sector se encuentra el museo de Ciencias e Industrias, un lugar alucinante para grandes y chicos. Uno puede ver cómo se hacen los tornados y tsunamis, cómo vuela un avión y al mismo tiempo ver nacer codornices. Vale la pena.

10) ¿Y qué comer en Chicago con niños?

Nada tan sano, pero varias cosas ricas:

– Una “dip dish pizza”, la clásica Giordanos o Ginos, son increíbles!

– Hot dog al estilo Chicago

– Sandwich de “pulled pork”, exquisito.

– Cabritas Garret, hostigosas pero ricas.

2 Comentarios

  1. Maria Paz 28.04.2015 - 12:54

    Increible Chicago!!! Lo quero conocer!!!!
    Gracias Paula por los buenos datos!

    |
  2. […] etc. De todas maneras son el lugar favorito de ellos (en julio hice un post especial de ellos). Por otro lado, los museos que no son de niños, tienen una sección para ellos. Por ejemplo el […]

    |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *