Metas para el 2015

Metas para el 2015

Javiera | Publicado en enero 5, 2015

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!!

Esperamos que el 2015 sea un muy buen año y sobre todo que esté lleno de momentos inolvidables con sus hijos para atesorar en la memoria!

Y junto al año que comienza viene borrón y cuenta nueva, por lo que las invitamos a ponerse desafíos en relación a cómo queremos ser con nuestros hijos. A pesar de la espontaneidad de nuestro rol como papás, Para ello, es bueno darse unos minutos para para reflexionar (idealmente ambos padres juntos) en torno a cómo estamos educando y como queremos educar a nuestros hijos.  Así ellos sentirán que sus papás tenemos claro lo que es mejor para ellos y que remamos en el mismo sentido.

Algunos aspectos en trono a los que podemos reflexionar y plantearnos metas:

1. Mostrarles nuestro amor incondicional. ¿Cómo quiero demostrarle durante el 2015 a mi hijo que lo amamos incondicionalmente, no solo con palabras sino que con hechos concretos?

2. Fomentar su autonomía. ¿De qué manera concreta puedo este 2015 fomentar que mi hijo sea más autónomo? ¿En qué situaciones concretas me preocuparé de que se valga por sí mismo a pesar de que eso implique ser menos eficiente en el tiempo u orden?

3. Enseñarles la responsabilidad. Para su edad, ¿qué tipo de responsabilidades puede asumir en la casa? ¿Cómo actuaré ante la irresponsabilidad?

4. Fortalecer su autoestima. ¿De qué manera concreta puedo este 2015 mostrarle a mi hijo cuales son sus fortalezas y talentos, tratando de potenciarlas?

5. Crear un ambiente sereno. En nuestra casa, ¿cómo puedo lograr un ambiente de respeto y tranquilidad en el que no predominen los gritos y peleas?

6. Definir qué tipo de autoridad quiero ser y actuar consecuentemente. Este año que comienza, ¿de qué manera puedo ejercer una sana autoridad, es decir, ser firme pero cariñoso?

7. Fomentar una vida saludable. ¿Cómo puedo incentivar un estilo de vida donde comer sano y hacer deporte sea parte de nuestra cultura familiar?

8. Generar espacios de recreación familiar. ¿Qué ritos entretenidos y de esparcimiento puedo instaurar para pasarlo bien en familia?

9. Ayudarlo a superar sus debilidades. ¿Qué apoyos puedo darle a mi hijo para que pueda ir creciendo en los aspectos que más le cuestan?

10. Potenciar sus talentos. ¿En qué ámbitos veo que mi hijo tiene facilidades y cómo puedo hacer que estas se desarrollen al máximo?

11. Desarrollar un estilo familiar. ¿Qué características de mi familia puedo fomentar para que se conviertan en un sello propio?

12. Buscar instancias para compartir en forma individual con cada hijo para crear cercanía. ¿De qué manera puedo tener un espacio individual para crear una relación más íntima con cada hijo?

13. Ser modelo en ciertos aspectos que considero muy relevante. ¿Qué actitudes me importa mucho inculcar en mis hijos y creo que es fundamental que yo dé el ejemplo primero?

¿Alguna otra sugerencia para reflexionar y proponernos para el 2015?

PD: A pesar que no existen recetas ni estilos de meternidad correctos, a partir del conocimiento del desarrollo de los niños, y desde su propia originalidad, podemos encontrar algunas luces que nos ayuden a conducirlos de la manera más sana posible en su crecimiento y desarrollo. Muchas veces nos equivocaremos y otras tantas iremos muy lejos de lo que nos propusimos, sin embargo, el “éxito” no está en acercarse a la perfección ni en no equivocarse, sino en tener la flexibilidad y apertura para darnos cuenta de nuestros errores y ser capaces de enmendar el rumbo y de hacer una autoevaluación de cómo hacemos la pega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *