10 razones por las que mi guagua no es tan guagua

10 razones por las que mi guagua no es tan guagua

Ximena | Publicado en noviembre 5, 2014

ya no es tan guaguaAunque sigo hablando de mi guagua lamentablemente el tiempo pasa y los hijos crecen más rápido de lo que uno cree. A pesar de que la Josefa tiene menos de 2 años sigue usando pañales, chupete y duerme en cuna, para mi las señales de que se hizo grande son cada vez más evidente.  Como crecen rápido les mando una lista de alertas para que todas esas mamás con guaguas reales las aprovechen y estén atentas a los primeros síntomas de que su guagua ya no es tan guagua.

1. Ya no soy todo su universo

Antes yo salía al supermercado, a buscar a su hermana al jardín o a conversar con el vecino y apenas se escuchaba el ruido de la puerta ella corría a recibirme gritando mamáaaaa, sin importar si me ausencia fue por dos minutos o dos horas. Hoy día el mamá se cambió por papá, Lale (su hermana), pan o jugo.

2. Ahora ella decide a dónde vamos

Al principio era cosa de acarrear el huevo o el coche y ella sin voz ni voto se desplazaba por el mundo, después empezó a moverse y en brazos o de mi mano conocíamos el mundo, ahora si a ella no le gusta el lugar donde estamos me tironea la mano hasta llevarme a donde a la doña le gusta estar.

3. Yo como

Solo leche era ideal, no había que preocuparse del almuerzo, de que comiera todo lo que necesita, frutas, verduras, legumbres o de si le va a gustar o escupir…bendita la época de solo leche!

4. No

Al principio solo risas, después algunas palabras como mamá y papa, para de un momento a otro caer en el no: salgamos? No. Comamos? No. Vamos a dormir? No. A bañarse? No…quién le dijo que tenía edad para opinar??

5. Dónde está?

Cuando no se mueven lo único que quiero es que caminen para salir con ellos, pero nadie me avisó que de la mano del caminar viene el correr y en mi caso de la mano del correr la desaparición.

6. Chao siestas

Se acuerdan todo lo que dormían cuando tenía un mes? Todo el día sentada en su silla nido durmiendo! Después pasamos a las 3 siestas y era entretenido tener más horas que compartir. Después las dos siestas y el día se acababa rápido. Cuando llegamos a una sola siesta había que ponerse creativa para mantenerte entretenida todo el día, bueno y ahora? SOS Siesta!!!

7. Yo solita

Cuando nacen son lo más indefenso del planeta uno tiene que hacer todo por ellos y es un orgullo ir mirando como de a poco ganan autonomía. El problema es cuando quieren hacerlo todo solos, aunque no estén listos comer solos y botar la mitad, vestirse solos y terminar con puro pantalón, ir al baño solos y ensuciar todo menos la tasa del water…

8. El tuyo

La chochera máxima que se quieran parecer a uno, se pongan mi ropa y jueguen a ser la mamá, pero cuando quieren tu comida, tu cama, tu bebida, tus zapatos…y aunque las dos tengamos exactamente lo mismo ella siempre prefiere el mío!

9. Aparecen los gustos y el favorito

Antes yo elegía su ropa y ella feliz con lo que le pusiera, hasta que un día descubrió unas botas rosadas y no hay caso de sacárselas. Me las trae todas las mañanas para que se las ponga y hasta camina con los dedos arrugados para que le quepan las botas, pero al parecer en su caso la moda no incomoda.

10. Casa a prueba de niños

Pensar que alguna vez tuve adornos, esculturas, libros…todo tuvo que desaparecer. La mitad de las cosas eran muy peligrosas para los niños y la otra mitad los niños muy peligrosos para ellas.

Supongo que me queda el consuelo que no es tan guagua, pero es guagua. Todavía se puede meter en los cajones de la cómoda, habla un idioma que sólo yo entiendo y cuando tiene pena, susto, hambre, sueño…lo que sea…su primera palabra es mamá.

 

 

 

1 Comentario

  1. javiera 5.11.2014 - 17:56

    Totaomente de acuerdo. Y un punto 11, cuando ves a tu guagua jugar con una guagua (muñeca) a hacerla dormir y dar comida es pq ya no es tan guagua… :(

    |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *