Día libre!!

Día libre!!

Paula | Publicado en agosto 26, 2014

Después de casi 3 meses dedicada 100% a la casa y la familia: a cocinar, limpiar, entretener, enseñar, cuidar y sobre todo regalonear a los niños, gracias a la ayuda de mis suegros que nos vinieron a ver (nos vinimos a Estados Unidos por estudios de mi marido), me tomé un día libre, y fue lo máximo!!!

Desde que llegamos a Estados Unidos a lo más me había separado dos horas de los niños, mientras dormían se los dejaba a Pancho, quien así podía estudiar tranquilo, yo mientras tanto, en poco rato aprovechaba de “airearme” y de darme una vuelta corta, con tantas ganas de hacer cosas que al final en las dos horas poco podía hacer. También tuve salidas con amigas, pero nunca había tenido un día para mí, y la semana pasada, lo logré.

Obviamente en mi día libre, que en realidad partió la noche de antes porque mis suegros se llevaron a los niños a dormir a su departamento, tenía ciertas “obligaciones”: ordenar la casa, la cocina, los closets y hacer algunos trámites pendientes en el computador. Después de eso almorcé y salí, sola, en pleno día, a dar una vuelta. Qué difícil salir sin coche, ya me acostumbré a dejar mi agua, mi chaleco, y el paraguas por si llueve, ahora no sabía dónde llevar tanta cosa! Por suerte el paraguas lo llevé igual porque a pocas cuadras se puso a llover. Caminé y caminé y cuando ya la lluvia era mucha paré a tomarme un chocolate caliente en un café. Me senté y observé. Lo disfruté. Seguí mi recorrido y descubrí muchas cosas que no había visto la vez anterior, probablemente preocupada de que los niños estén bien. Entré a varias tiendas, me probé cosas calmadamente y seguí mirando. Después me cansé y volví a mi casa a descansar.

La verdad es que fue exquisito, averigué algunas cosas pendientes del barrio, me distraje, descansé también y ordené sin apuros ni presión. Pero al final concluí que soy “hijona”, los echaba de menos y sentía la casa vacía, quería que llegaran luego, pero de todas maneras creo que unas horas “libres” siempre son bienvenidas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *