Cartera de mamá

Cartera de mamá

Ximena | Publicado en julio 21, 2014

carterasCreo que uno de los cambios más radicales desde que empecé a ser mamá los sufrió mi cartera. Siempre me gustó salir con las manos vacías, carnet de identidad al bolsillo y estaba lista, fui seca para el banano negro arrugado de cuerina donde me cabía a duras penas el celular, ahora la historia es totalmente distinta.

Es imposible salir con pocas cosas, cuando he tratado de salir a la antigua o a lo papá (ponerme parka y listo) aparece la voz del marido “y no les trajiste algo para comer”, “tienes algo con que entretenerlas”, “trajiste algo para abrigarlas”…como si por arte de magia a uno le aparecieran todas las cosas que podrían llegar a necesitar las niñitas.

En vista que no tenía alternativa tuve que cambiar mi banano, asumir la maternidad y mi cartera se transformó en el bolso de Marry Poppins donde salen y salen cosas.

Mi cartera de partida tiene que ser impermeable por fuera por la lluvia e impermeable por dentro por cualquier cosa que se pueda dar vuelta y bueno además de eso tiene que ser grande…bien grande.

En mi taquillero banano yo encontraba celular, carnet y un blistic. Ahora en mi versión 2.0 colgando de mi hombro va una verdadera ensalada de cosas que de un minuto a otro se volvieron indispensables y pasean conmigo por el mundo. Celular, billetera, pañuelos desechable, pañitos, pañales, calzones, lápices, libretita para dibujar, galletitas, jugo en cajita, mamadera, bloqueador, jabón gel y bueno manteniendo la esencia todavía sigue trayendo un blistic. Al menos algo mío queda en mi cartera, un verdadero reflejo de lo que soy ahora…mamá.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *