Little Mommy

Little Mommy

Nosotras | Publicado en junio 19, 2014

Entro a la pieza de la Dominga hablando y me dice: “shhhhhh, los niños están durmiendo!”, le pido perdón y le hablo despacito para que sus guaguas no se despierten.

Es increíble como el instinto maternal se manifiesta desde tan chiquititas! La Dominga (3 años 6 meses) ama jugar con sus muñecas, cambiarle la ropa, peinarlas, darle la comida y hacerlas dormir. Hace un par de años que le encantan, pero cuando era más chica solo me imitaba a mí, ahora le incluye sus propias rutinas y cuidados.

Tiene un par de tenidas para su muñeca y es impresionante como las combina y las ocupa para la ocasión adecuada, día, noche, deporte, etc. Es una ridícula, me encanta verla en su rol de pequeña madre.

Lo que más me gusta es cuando me pide que por favor le haga una trenza a una de sus guaguas, me la entrega con las mechas paradas y yo con mi mayor esfuerzo se la devuelvo peinadita y ella me lo agradece como si fuera lo más importante del día.

Ese mismo instinto que ocupa con sus muñecas, muchas veces lo utiliza también con su hermano Santiago (1 año 8 meses)… Lo cuida, le guarda su tete, le da la mano, lo consuela si se cae, lo ayuda a jugar y lo hace reir! Es lo mejor, una gran ayuda!

 

1 Comentario

  1. Anita 21.06.2014 - 14:49

    Que increible como las niñitas nos imitan y absorven todo.

    |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *