Empezó la competencia

Empezó la competencia

Paula | Publicado en junio 23, 2014
Desde un tiempo a esta parte, cada cosa que la Josefina (3 años 4) hace pareciera estar enmarcada en una carrera o competencia. Si salimos de la casa, ella corre para llegar la primera a la puerta. Mientras almuerza o come, todo el rato está preguntando, ¿voy ganando? ¿Martín va a ganar o yo? Es un poco agotador pero en algunos casos es muy útil.
Por ejemplo, es una gran ayuda cuando cada mañana, cuando decidimos levantarnos, la Josefina corre a vestirse, peinarse y lavarse los dientes porque siempre quiere ser la primera en estar lista. Si es que se demora un poco, al ver que otro se adelanta, ella se apura y rápidamente gana. Para la comida también ha sido útil, antes se demoraba mil en comer, y ahora para ganar, come rápido. Lo malo es que a veces no gana, y la frustración es enorme, pero bueno, no siempre se puede ganar. Trato de explicarle que no se compite en todos los ámbitos, pero ella quiere ganar.
Otro ejemplo, que ha costado varias pataletas, es el ganar en apretar el botón del ascensor. Siempre quiere ser la primera en entrar para apretar el botón, pero a veces nos ha pasado que ya hay alguien, quien amorosamente aprieta nuestro piso, y para ella es lo peor, y aunque le explico que lo hizo de amoroso, ella quiere bajarse del ascensor y subirse a otro para ganar el botón.
En fin, la competencia en la casa tiene costos y beneficios, como toda competencia, pero para la agilidad matinal, sin duda ha sido una gran ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *