Reencuentros

Reencuentros

María Paz | Publicado en mayo 21, 2014

Nada mejor que las familias grandes, me encantan! Es lo que más se extraña estando lejos… Esos almuerzos familiares con mucho ruido, risas, copuchas, entretención, etc. Saber que siempre cuentas con alguien, siempre tendrás compañía y ayuda.

Para los niños era el paraíso, lo mejor que les podía pasar era juntarse con sus primos, tíos y abuelos. Los echan mucho de menos, especialmente la Dominga (3 años 4 meses) quién no ha parado de preguntar por ellos, les hace cartas, dibujos y le cuenta a sus amigos sobre ellos… Por eso no sabría como explicarles su felicidad cuando en el aeropuerto vio a sus primas, se le iba a salir la sonrisa de la cara! Partió corriendo a abrazarlas, les daba besos, las miraba y las volvía a abrazar…

Desde que están juntas no han parado de jugar, de contarles sobre sus amigas de Estados Unidos, de hacerles preguntas sobre ellas, no se les ha despegado de su lado. Que importante es tener esos lazos, los que no se pierden ni con el tiempo ni la distancia.

Estamos simplemente agradecidos de tener la oportunidad y la suerte de que nos hayan venido a ver y ansiosos por los próximos reencuentros!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *