Empezar a comer

Empezar a comer

Ximena | Publicado en mayo 20, 2014

coladosAl igual que el paso del huevo a la silla del auto otro cambio importante que se tiene es en la alimentación. Un fundamental hábito que debemos educar y muchas veces influye en como duermen nuestros hijos, lo que aumenta su relevancia.

Les cuento mi experiencia sobre cuando empecé a dar comida ya que fue con bastante buen resultado: yo tengo dos hijas que comen de todo y aunque sé que el que sea mañoso o no un niño tiene mucho de suerte, creo que el atrevernos a mostrarles diferentes sabores es muy importante.

Hasta los 5 meses solo leche materna, aunque tengo que admitir que a la leche de las 23:00 le ponía un poquito de Nestúm ciruela para ayudarla en la digestión, quedara más llena y así durmiera de corrido, una costumbre que mantengo hasta el año de vida.

Como les contaba hasta los 5 meses le doy 5 leches: a las 7, 11, 15, 19 y 23 horas. A partir de ese mes cambio la papa de las 11 por media leche y una fruta, le doy cualquier fruta: frutillas, kiwis, duraznos…bien molidas y con pepas incluidas. Esta etapa me tocó con la Ximenita en febrero, habían miles de frutas y ella gozaba probando distintos sabores. Con la Josefa lo viví en junio donde me tuve que limitar a la pera, manzana y plátano, hasta hoy son las únicas frutas que come.

La primera semana comían con suerte 5 cucharaditas de fruta, pero de a poco fui avanzando y a fin de mes  se deboraban su plato con media fruta.

Después de eso al mes siguiente darles comida fue fácil, sabían usar la cuchara y les gustaba probar sabores. Recomiendo 100% empezar la transición de la comida a la leche con la fruta, creo que es un pequeño paso que por lo menos en mi caso hizo una gran diferencia.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *