Buzios

Buzios

Ximena | Publicado en abril 14, 2014

Al momento de planear nuestras primeras vacaciones buscábamos un lugar que nos permitiera usar short en mayo,  tuviera playa, que la ciudad fuera entretenida y por último que se adecuara a nuestro presupuesto.

Unos amigos venían llegando de Buzios, como los pasajes a Brasil estaban muy baratos y el vuelo no era muy largo sin pensarlo mucho compramos.

El avión

La Ximenita de 6 meses no pagaba pasaje, pero por lo mismo no tenía asiento. Con el fin de lograr contar con 3 puestos, en vez de 2, al hacer el check in elegimos la última fila del avión y dejamos libre el puesto de al medio. La técnica funciono y nos fuimos cada uno en un asiento.

La hora del vuelo tampoco fue casualidad. Llegamos a las 5 am al aeropuerto, así la Ximenita dormía en su coche durante todos los trámites lateros y a las 7 am, hora en que partió el vuelo le tocaba papa, al ir chupando su mamadera evitamos un posible dolor de oídos.

Llegada a Brasil

Guiándonos por las recomendaciones de una amiga llegamos a Colonos Park, un hotel que dejamos reservado desde Chile con media pensión.

Teníamos dos opciones por $R80 viajábamos en una van estilo transfer que se demoraba 4 horas en llegar y por $R300 un auto solo para nosotros que hacía el recorrido en 2,5 horas. Optamos por un viaje más corto. Nos vino a buscar un gordo con cara de Mc Donald que se fue a 140 km por hora…ahí fallamos un poco, sobre todo porque la Ximenita andaba sin silla de auto, recomiendo arrendar auto con silla y hacer el viaje al ritmo propio o llevar el huevo.

Otro dato muy importante es aprovechar la temporada baja. Teníamos reservada una pieza con cama matrimonial, pero renegociamos al llegar y terminamos en una pieza con 3 camas, jacuzzi y terraza por el mismo precio.

Buzios

Si se quiere ir a un lugar con calor, playa y harta piscina recomiendo hacerlo 100% con un niño de entre 5 y 10 meses. A esa edad todavía no se mueven lo que facilita mucho el cuidado de los hijos. Como ya se sientan una piscina inflable es como Fantasilandia y tiene entretención permanente.

La dinámica era despertarse tarde, darle almuerzo a la Ximenita a las 11 y partir a la playa a instalarse.  Los colados la pediatra nos recomendó llevarlos desde acá porque en Brasil son con ingredientes distintos y le podían caer mal. Una vez listo el almuerzo bajábamos a la playa, ahí le llenamos a la guagua su piscina, compramos un par de caipiriñas y a descansar.

Recomiendo 100% comprar en la playa: caipiriñas, anticuchos de camarón y queso derretido duro! Lo máximo!

buzios

Sobre los paseos caminar por la calle principal es muy lindo y seguro, se ven muchos niños. Además hay muchas tiendas lindas y taquillas para el shopping.

En la plaza de Buzios se pueden contratar tours. Si te gusta andar en un barco grande, tomando cerveza y disfrutando de la alta mar recomiendo contratar un tour de buzeo, pero no lo hagas por los peces, porque no hay muchos.

También es entretenido contratar un boggie y recorrer las miles de playas por los alrededores de buzios, a solo 10 minutos hay unas playas de arena blanca increíbles!

Río de Janeiro

El último día lo dedicamos a conocer Río. Por Booking.com elegimos cualquier hotel cercano a Copacabana. En el hotel nos ofrecieron mil tours carísimos que nos llevaban a conocer todos los puntos famosos de la ciudad.

Decidimos optar por llamar un taxi y hacer el auto tour. Una opción más barata y cómoda para los niños.

Fuimos a conocer Pan de Azúcar, un lugar precioso, con museos y un teleférico gigante, es increíble! Muy entretenido y se puede ver todo Río, me sentía en una teleserie!

Conocer el Maracaná, si se viaja con hombres es casi obligatorio. Es entretenido sobre todo la entrada porque cual paseo de Las Estrellas están las huellas de futbolistas famosos.

Al recorrer la ciudad se puede ir a un lago que hay en el medio de Ipanema con un parque muy lindo para caminar y hacer un pic nic. No recomiendo meterse al centro y menos a un mall, porque no es tan seguro, medio feo y si es por comprar no hay ninguna tienda que me llamara la atención, además la Ximenita se aburrió.

Sí recomiendo recorrer la costanera, es precioso. Mucha gente haciendo deporte y se puede sociabilizar con los brasileros que son muy simpáticos.

Vacaciones familiares en Brasil un hit! 100% recomendado. Es un país con playas ricas que permiten descansar, caipiriña que levantan el ánimo y lo más destacables los brasileros: simpáticos, deportistas y muy entretenidos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *