Postular al colegio

Postular al colegio

Javiera | Publicado en enero 10, 2014

No puedo creer que con 3 años recién cumplidos mi Clara ya partió el proceso de postulación al colegio. Tantas veces hablé del tema y siempre se veía tan lejano pero ahora es una realidad. A pesar de que el colegio donde vamos no nos determina como persona, si es una decisión muy trascendental y que influirá de múltiples maneras en nuestra vida familiar y en la formación de los hijos.

No es fácil decidir dónde postularla (menos en el contexto de hoy donde uno no elige el colegio sino que ellos te eligen a ti, terrible), porque son demasiadas las variables a conjugar. El colegio perfecto no existe, por lo que hay que hacer una escala de prioridades y evaluar qué es lo que más me importa y qué cosas no tanto, y a partir de eso tomar decisiones. Para eso es necesario sentarse a conversar sobre qué cosas nos importan que el colegio le entregue a nuestros hijos (y muchas veces puede sorprendernos que no esperamos lo mismo y es necesario llegar a acuerdos).

Con Seba no esperamos que el colegio sea responsable de la formación de nuestras niñitas y que le deleguemos a éste la educación de ellas, sin embargo, para nosotros es fundamental que podamos trabajar en conjunto, con una misma visión de mundo. Es decir, que colegio y familia remen para el mismo lado. Con esta primera prioridad fueron muchos los colegios que quedaron descartados porque sentimos que su manera de concebir la formación humana y cristiana no coincide con la que nosotros queremos darles a ellas. Para nosotros el factor “ubicación” no fue tema porque siempre pensamos movilizarnos nosotros una vez sabiendo a qué colegio irían. Otro punto fundamental fue el perfil de las familias que entran, que dentro de lo posible sean como la nuestra. Y también fue muy importante que sea un colegio donde se preocupen por desarrollar a conciencia y preocupación por los demás. Finalmente optamos por dos colegios que comparten nuestros principales requisitos y cada uno por su parte tiene otros pros y contras que no son de primera importancia.

Algunos nos dicen que es una locura postular solo a dos dada la alta demanda de ambos establecimientos, sin embargo, tenemos la suerte (por un lado) de que como postula como menor de curso, si llega a no quedar tenemos el otro año para postularla nuevamente, por lo que nos dimos el lujo de participar solo de los procesos de los colegios que más nos gustan.

Quiero compartir algunas de las cosas que se pueden evaluar, según la importancia que tengan para la familia, para tomar la decisión. Se puede hacer una lista y según las prioridades de la familia, decidir qué colegios son los que más cumplen con los requisitos prioritarios.

  • Formación académica.
  • Inglés u otro idioma.
  • Deporte.
  • Formación valórica.
  • Formación religiosa.
  • Formación de conciencia social.
  • Ubicación.
  • Perfil de las familias.
  • Perfil de los ex alumnos.
  • Conocer personas que tengan actualmente niños en esos colegios.
  • Colegio grande versus colegio chico más personalizado
  • Tradicional o nuevo.
  • Ser ex alumno.
  • Sistema educativo: mixto, co-educacional o de un solo sexo.
  • Principios del proyecto pedagógico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *