Primera visita a Urgencia

María Paz | Publicado en noviembre 12, 2013

Santiago ya tiene más de un año y siendo ya Noviembre pensé que me había librado de las enfermedades y de las visitas a la clínica… lamentablemente no fue así!

Mi guagua llevaba ya tres días enfermo de la guata, pero como buen gordito nunca dejó de comer, de reírse y jugar. Pero al cuarto día esto cambió. No quiso almorzar, estaba muy decaído y durmió mucho durante el día, de hecho yo me asusté cuando después de haber despertado de una siesta larga, pasó media hora, yo lo tenía en brazos y se empezó a quedar dormido de nuevo. Ahí me di cuenta de que ya llevaba muchos días enfermos, que no le había dado ningún remedio y no sabía si le había dado suficiente líquido, por lo que me empecé a asustar de que estuviera deshidratado o que tuviera algo más.

Imaginándome lo peor, partimos con Cristián a la Urgencia. Después de una larga espera, una pediatra muy amorosa nos atendió y lo revisó. Lo primero que nos dijo fue que no estaba deshidratado porque lloraba con muchas lágrimas y no tenía la lengua seca ni los ojos hundidos… ¿cómo no lo pensé antes? Fue una tranquilidad saberlo y un gran aprendizaje para futuras enfermedades.

Lo segundo que nos dijo es que en niños de la edad de Santiago (13 meses) no es normal dormir prolongado durante el día y que estaba bien que lo hayamos llevado. Le hicieron una ecografía para descartar que le hubiera pasado algo en el intestino, y gracias a Dios estaba todo bien.

Lo tercero que nos dijo fue que mientras no haya fiebre, vómitos frecuentes, somnolencia excesiva, signos de deshidratación, ausencia de pipí por más de 6 horas y dolor abdominal, es normal que una diarrea dure entre tres y cinco días. Hay que darles mucha agua, cuidar lo que comen y en nuestro caso le recetaron Perenteryl.

Nos dieron unas órdenes para sacarle unos éxamenes en caso de que no mejorara en los próximos dos día, pero no fue necesario hacerlos ya que de a poco empezó a recuperarse y hoy ya está al 100% de nuevo!

María Paz

1 Comentario

  1. xime 12.11.2013 - 18:06

    Pobrecito Santiago! Da tanta pena verlos debiluchos! En invierno son los resfríos y con el calor llegan los virus de la guata…es demasiado difícil salvarse!

    |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *