Mudanza con niños

Mudanza con niños

María Paz | Publicado en noviembre 20, 2013

Cualquier cambio de casa de por sí es agotador. Guardar todas las cosas en cajas, forrar los muebles, desarmar camas, etc… para después tener que volver a armar TODO de nuevo y de la misma forma en otro lugar!!

Me gusta embalar mis propias cosas, así aprovecho de ir ordenando, de botar lo que no sirve y regalar lo que ya no uso, pero con dos niños chicos esta tarea se hace aún más pesada, ya que mis horarios eran de 21:00 a 24:00 o más, una vez que ambos dormían. Por lo mismo, el proceso de embalaje comenzó mucho antes y mi ex casa dejó de ser un lugar habitable y pasó a estar llena de cajas un mes antes del día de la mudanza.

El día del cambio uno piensa que ya todo ha terminado, pero ahí te das cuenta de que esto está recién empezando… estás en otra casa, sin saber por dónde empezar, todo sucio, todo un caos. Menos mal ese día los niños se quedaron en la casa de mi cuñado y avanzamos harto, principalmente cocina, living, comedor… pero todo lo que son las piezas y salitas, ordenar closets, juguetes, libros, recuerdos, etc., quedó pendiente y se hizo todo un desafío para los días posteriores.

¿Por qué digo un desafío? Porque al día siguiente, todo lo que yo ordenaba, iba la Dominga detrás mío y lo desordenaba. Me decía “Yo te ayudo mamá”, pero por más que se esforzaba, su ayuda finalmente era desdoblar la ropa y esparcir los juguetes por el suelo. Por lo que tuvimos que retomar el horario nocturno y trabajar en la casa después de que se hubieran dormido.

ninos-de-mudanzaPor otro lado, le hicimos todo un show a la Dominga de su pieza, le compramos un velador y unos cuadritos y no paramos de celebrarle lo linda que estaba, para aprovechar de instaurar algunas rutinas, como la de acostarse en su cama en las noches (constante pelea ya que siempre prefiere la nuestra). Le preparamos un altarcito y cuando la vamos a acostar saca una virgencita que tiene y duerme abrazada a ella. Por ahora, está dando resultado, le encanta su pieza y su casa nueva… igual estaré atenta a cómo evoluciona y reacciona a este cambio, pero por lo menos en estos cinco primeros días ha sido todo un éxito.

María Paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *