¿Y ahora qué comemos?

¿Y ahora qué comemos?

Ximena | Publicado en octubre 2, 2013

mamaderaTerminó la lactancia materna y empezó la época de la leche en polvo. Yo solo conocía la NAN 1 y la Purita que regalan en los consultorios, pero es todo un mundo de productos que varía según la necesidad y la edad. Eso si sólo consideramos las normales porque también hay fórmula sin lactosa, fórmula para los alérgicos…

Cuando llegué al pasillo de las leches fue un semi estrés porque no sabía qué comprar, leía los componentes y las diferencias eran mínimas, además yo no entendía muy bien esos gráficos nutricionales que son en chino para mí. Por otro lado la diferencia de precio es gigante! Algunas leches cuestan casi el doble que las otras!

Con la Ximenita probé Nan y fue imposible que se la tomará porque la encontraba asquerosa y una amiga me recomendó Promil Gold que era con sabor a vainilla y fue santo remedio.

Con la Josefa probé Nan y empezó a vomitar, no supe porqué. La Purita, lejos la más barata la tuvo sin pasar al baño por una semana, la Nidal me recomendaron que no porque tiene azúcar y la Josefa está con sobrepreso y terminé de nuevo en Promil que además le encanta.

Al final son demasiado las variables que importan: que no le produzca problemas, que le guste, que sea económica, que tenga los componentes necesarios…

Si me preguntan a mi terminé optando por la comodidad y compro la con sabor a vainilla porque es la más rica, además tiene más hierro, algo positivo, porque nunca le doy el fierro a la Josefa, pero creo que depende de cada mamá y conviene no estresarse porque todas las opciones son buenas.

Xime

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *