Vamos a misa?

María Paz | Publicado en julio 4, 2013

Es increíble como sin darnos cuenta uno como padre les enseña cosas a los hijos con el ejemplo y la constancia.

Todos los domingos tenemos más o menos la misma rutina, los niños se despiertan, jugamos un rato, nos vestimos, Santiago duerme siesta, al despertar almuerza y nos vamos a misa. Casi siempre a la misma Iglesia, la misma gente y los mismos niños. Ya nos saludamos con los papás que están parados atrás igual que nosotros, con un pie adentro y otro afuera en caso que los niños se aburran y quieran salir un rato.

La semana pasada me di cuenta de que la Dominga sabe que es un día distinto, y percibe que  ir a misa en familia es algo especial. Cuando la estoy vistiendo los domingos, le pongo una blusa bonita o algún vestido y le digo tenemos que arreglarnos para ir a misa y me deja ponerle lo que yo quiera. El sábado pasado teníamos el cumpleaños de una amiga en Rancagua, y cuando empecé a vestir a la Dominga, le digo que nos tenemos que arreglar y le estoy poniendo una blusa cuando me pregunta: ¿Vamos a misa mamá? Me dio tanta ternura las conexiones que hace y me sorprendió que el ir a misa uno de los días del fin de semana, días en que el papá y la mamá están con ella y Santiago en la casa, era algo normal y esperado por ella.

Increíble todo lo que saben, todo lo que absorben y relacionan. Y estos días me he puesto a  pensar ¿que significará para la Dominga ir a misa? ¿Qué pensará cuando le hablamos de María y Jesús? ¿Qué pensará cuando rezamos o cantamos el Ángel de la Guarda?

María Paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *