Del amor al odio al amor

Del amor al odio al amor

Javiera | Publicado en mayo 16, 2013

aoaEs impresionante cómo los niños en un minuto se aman, son los mejores amigos del mundo, y de un segundo para otro están peleando. Pero lo más maravilloso es que logras terminar con la pelea y con un abrazo vuelven a ser igual de amigos que siempre… sin rencor.

No hay noche en la que la Clara no rece por su primo Nicolás, ni “chantaje” que lo incluya que la deje indiferente. Los panoramas donde está él incorporado son los que la ponen más feliz y cuando vamos a otro “carrete” ella lo primero que pregunta es si estará su “primo Nico”. Sin embargo, no hay oportunidad en la que se junten en la que no haya que hacer una intervención para que no se peguen.

Cada vez que se ven, se les salen los ojos de amor y se gritan “Clara”, “Nico” y corren a abrazarse, una escena enternecedora. Pero al cabo de unos minutos juntos, comienzan los rounds. Por lo general el “es mío”, aunque sea para pelear por la mamá de cada uno, es el origen de la pelea… Un adulto interviene, les dice que se pidan perdón lo, cual dócilmente obedecen, y con un abrazo termina la primera ronda. Aquí no ha pasado nada, vuelven a ser los mejores amigos hasta que llega el segundo round.

Al ver su fácil paso del amor al odio al amor, que también le pasa con otros amigos, demuestra que el rencor no es algo propio del hombre, no está en su naturaleza sino que se aprende… ya sea con el ejemplo, con los años… por eso es muy importante educar a nuestros hijos en que sigan siendo grandes perdonadores y olvidadores de los conflictos.

Javiera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *