“Atila”

“Atila”

Ximena | Publicado en mayo 23, 2013

ImagenLlegue al punto de querer forrar mi casa en colchoneta, es que me tiene chata tanto porrazo y ojo morado. Lo peor es que las caídas cada vez son peores porque aunque la Ximenita no es baja, tiene un tema con la altura: le encanta.

De un minuto a otro “atila”, es decir arriba, comenzó a ser su palabra favorita y no sólo para que yo la tome en brazos o la suba a la cama. Si estoy en un minuto de paz y escucho “atila, atila” es que en algún lugar de la casa anda encaramada.

Mesa del living, comedor, sillones, pisos, sillas, libros, cojines o incluso el tarro del café o un grupo de bolsas de supermercado se transformaron en el perfecto juego de escalada.

Al principio se subía a una silla y gritaba “atila” dándose por satisfecha, pero ahora descubrió que puede llegar más alto y de la cama pasa al velador, de la silla a la mesa del comedor, de la mesa del living al alto de libros y así las torres son más grandes y los porrazos más fuertes.

Yo juraba que tenía una casa aprueba de niños donde las zonas de peligro eran las menos, pero al parecer tengo un niño aprueba de casas. Por ahora hice desaparecer un par de muebles y estoy atenta para evitar una visita a urgencias, pero me queda “atila” para rato porque las escaladas son cada vez más seguidas y más altas y la sonrisa de felicidad es cada vez más grande.

Xime

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *