New look contra piojos

New look contra piojos

Paula | Publicado en abril 9, 2013

la foto (15)Debo decir que nunca pensé que llegaría a la etapa de los piojos tan rápido, pero ya se viene encima.

La Josefina no tiene piojos ni nada por el estilo, pero empezó a ir al jardín y con eso se abre la ventana y la puerta al mundo de la pediculosis. Así que he optado por llevarla con moño bien amarrado para evitar todo tipo de contagio.

El problema es que cuando la voy a buscar, su pinche o moño viene en cualquier parte y su chasca prácticamente suelta (eso que las tías la peinan antes de entregármela) y eso me tenía desesperada. ¿Cómo peinarla? Compré todo tipo de pinche, pero su pelo es tan delgado que se le resbalan. Opté por los moños, pero igual se salen. Finalmente decidí cortarle el pelo, lo suficientemente largo para alcanzar a hacerle un medio moño y que no le llegue el pelo a la cara.

La ida a la peluquería es otro tema. Busqué una de niños cerca de mi casa, pero no encontré y como solo puedo arrancarme entre papa y papa de Martín decidí probar en una peluquería vecina aunque fuera para adultos. “Ella no llora cuando le cortan el pelo, ¿verdad?”, me preguntó la cajera al entrar. “Espero que no”, respondí dudosa. Por suerte la Josefina pareció clienta frecuenta, se sentó sola, con la túnica negra y se dejó peinar y cortar el pelo como si fuera lo más típico del mundo, casi modelo. El peluquero impresionado y yo más todavía, ¿de dónde será esa faceta? Yo apenas voy a la peluquería!

En fin, moños, pinches y corte de pelo, todo sea por evitar los piojos, ojalá de resultado.

Paula

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *