Mío

Mío

Ximena | Publicado en abril 16, 2013

ImagenCon la invasión de la hermana todo lo que era de la Ximenita pasó a ser de las dos: pieza, cuna, ropa y juguetes son ahora de propiedad compartida y de la mano de esta situación la Ximenita entró en la faceta del MÍO.

Desde siempre en mi casa nada ha tenido dueño, todas las cosas son de la familia. Eso cambió de manera radical cuando la Ximenita sacó personalidad y la patrona de fundo se apropió de la casa.

Todo es mío. Las cosas de la casa, los juguetes del vecino y hasta lo que está en venta en una tienda es de ella.

Al principio eran sólo sus juguetes y ropa pero ahora la propiedad se expandió a la comida y todos los muebles de la casa, uno se sienta en el sillón ella te mira y dice MÍO. Sacas un juguete, ella va te lo quita y dice MÍO. Quiere que le compren algo lo pesca y dice MÍO. Quiere jugo y dice MÍO jugo. Incluso las partes del cuerpo adquirieron apellido: nariz MÍO, ojo MÍO, boca MÍO y bueno no podía faltar el papá MÍO.

Esta etapa del mío no me gusta mucho. Ser generoso es importante y cuando a ella no se le respeta la propiedad la rabieta es inevitable ¿Es normal en  niños de su edad? Seguiré tratando de enseñarle a compartir y espero la etapa del “mío” sea cortita.

Xime

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *