El primer encuentro

El primer encuentro

Ximena | Publicado en febrero 8, 2013

Imagen¡Hasta que al fin llegó mi nueva partner! Ahora somos una patota de tres mujeres: Ximenita, Josefa y yo.

Una de las cosas que más me tenía preocupada era cómo reaccionaría la Ximenita con el nuevo integrante familiar.  Siguiendo todas las recomendaciones la estaba esperando con un regalo  y cuando entró a la pieza de la clínica la guagua estaba en su cuna.

La Ximenita vio a la Josefa y gritó de emoción:
– ¡Ahí ta!
Cuando la destape y se dio cuenta de lo lo chica que era se sorprendió:
-¡Ohhhh!
Y cuando la saqué lo único que quería era tomarlas en brazos:
– ¡Aquí! ¡Aquí!- decía apuntando su rodillas.

Creo que califica como un primer encuentro exitoso.

Con el pasar de los días la cosa se complicó un poco. El amor es excesivo y desmedido, quiere estar todo el rato con la guagua, mudarla, darle jugo y tocarla. Se encarama para meterse en su cuna, le tira sus mejores juguetes y su cariño se traduce en arañazos, cabezazos y patadas.

Por ahora opte por dejar a la Josefa instalada en su silla nido arriba de la mesa del comedor, donde la Ximenita la puede ver pero no tocar.

La Josefa es muy linda, chiquitita y buena. Con sus ojitos chinitos y sus risitas mientras duerme se roba el corazón de los que la conocen, incluida su hermana quien por ahora tendrá que esperar para que jueguen juntas, ya que la Josefa seguirá fuera de su alcance al menos hasta que la hermana mayor  aprenda el significado de la palabra despacito.

Xime

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *