Bienvenido 2013

Bienvenido 2013

Paula | Publicado en enero 4, 2013

RemedioDe las primeras cosas que aprendí con la Josefina, a guatazos, es que con guagua los planes que uno tiene pueden cambiar drásticamente. Al principio me costó superar el dejar de hacer ciertos panoramas o cosas por mi “nueva vida”, pero con el tiempo dejé de preocuparme ya que en realidad las prioridades eran otras y no importaba cambiar de planes si era por ella.

Ahora que está más grande uno ya sabe qué puede pasar y qué no, y en general planeas cosas con esas certezas a medias. Pero este año nuevo una repentina situación volvió a recordarnos que en general, las certezas son difíciles y que todo puede pasar.

Nos fuimos el viernes al campo de unos amigos. Éramos 11, parejas y solteros, con quienes llevamos pasando más de 6 años nuevos juntos. Esta vez elegimos un campo relativamente cerca, con piscina donde no teníamos que movernos. Rica parrilla y buenos lugares para conversar, qué más se puede pedir. Disfrutamos el sábado y el domingo hasta que mientras aprovechábamos el minuto de “adultos”, ya que todos los niños dormían, la Josefina despertó llorando a las 12 de la noche. Vómitos fulminantes. ¿Qué hacemos? Después de 1 hora así, decidimos pescar el auto. Ella nunca había vomitado. Rumbo a Santiago. Armamos maletas, pack and play, coches, etc., lo más rápido posible. A las 2 am estábamos en la Urgencia. Nada que hacer: “Un virus que anda rondando, están todos los niños igual, y también se da en adultos, son alrededor de 3 días de mal estar”, dijo el doctor de turno (de mi edad).  A la casa.

Así pasamos el año nuevo los 3 juntos en cama, aprovechando de descansar, con una rica comida gentileza de mi suegra. Y como le pasó a la Xime en Navidad, nosotros, mientras estemos los 3 bien, estamos bien.

Por suerte ya el tercer día, la Josefina se levantó de mejor ánimo, pero otro fue el afectado. Pancho a la cama. Yo de enfermera oficial.

En fin…hoy volvió todo a la normalidad, se agradece tanto tener buena salud!! Solo espero que el haber pasado los dos primeros días del año cuidando enfermos no sea augurio de nada….bienvenido 2013!!

Paula

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *