Bailando en el lugar

Bailando en el lugar

Ximena | Publicado en diciembre 19, 2012

Me acuerdo cuando la Ximenita tenía 2 meses y yo comentaba que me tenía agotada, todo el Imagenmundo me decía “prepárate que cada vez es peor”. En ese minuto pensaba que era imposible estar más cansada, pero era verdad, cada vez son más agotadoras.

Si a los 2 meses lo que te cansa son las despertadas nocturnas, al año y dos meses el problema son las pilas. La Ximenita tiene un síndrome que denominé  bailando en el lugar. Consiste en que nunca se queda quieta y en esos momentos de paz en que está sentada, viendo tele o leyendo un libro, está bailando en su puesto.

Si ve tele se mueve para adelante y para atrás, si lee un libro mueve las manos, si conversa mueve la cintura, si salimos a caminar ella corre, si nos sentamos a escuchar música ella baila…en fin nunca se queda quieta y si no está corriendo de un lado para otro: baila en el lugar.

Le encanta correr de un extremo al otro de la casa y desordenar las cosas de la cocina aplicando una de sus nuevas habilidades: abrir y cerrar cajones, porque ese es el otro problema, cada día aprende a hacer más cosas. En una semana pasó de no subirse a los muebles a acarrear sillas para alcanzar lugares más altos. Ahora todo lo que son sillas, sillones, mesas y pisos pasaron a ser una nueva y peligrosa área de juego.

Cuando era chica y todavía no caminaba movía todo el rato las piernas, la pediatra una vez me comento que era inquieta, pero a aparte de eso no creo que la Ximenita sea muy hiperkinética, simplemente es niño y hay que dejarla ser, dejarla bailar en el lugar.

Xime

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *