Duérmete niño

Duérmete niño

María Paz | Publicado en noviembre 6, 2012

Desde que nació la Dominga, hoy de 1 año y 10 meses, que escuchaba hablar del famoso “Duérmete niño”. La verdad es que nunca le había dado mayor importancia ya que la Dominga era una guagua que si la dejaba a las 20:30 en su cuna, se quedaba dormida sin ningún problema hasta el día siguiente. Pero en abril de este año (desde que nos cambiamos a vivir de Rancagua a Santiago), que meterla a la cuna despierta es imposible y se queda dormida casi todos los días en nuestra cama. Al principio la dejaba pensando que se estaba ajustando al cambio, pero ya después se puso full regalona y no pudo retomar su antiguo “régimen” de sueño.

Cuando nació Santiago, en que uno vuelve a dormir mal y hay que dar papa por lo menos 3 veces en la noche, me di cuenta de que no era lo ideal tener a la Dominga al medio de la cama esperando que se durmiera hasta, a veces, las 10 de la noche. Es por eso que cuando una amiga me mandó por mail el libro “Duérmete niño”, decidí leerlo. Me sorprendió que el sistema propuesto para hacer dormir a la guagua no era muy distinto a lo que hacía con la Dominga cuando era más chiquitita, ya que básicamente consiste en seguir los siguientes pasos:

  1. Bañarla
  2. Darle la comida
  3. Tomarse 5 o 10 minutos para hacer algo juntas
  4. Meterla en la cuna junto a sus elementos externos (chupete, oso, etc).

El problema está en que cuando se ha dejado de seguir estos pasos, se debe empezar de cero, lo cual para una niña de la edad de la Dominga implica dejarla llorar en su cuna. El libro propone un sistema de acompañamiento para este llanto (el cual solo debiera darse los primeros días), pero que me fue imposible seguir ya que no soporté verla llorar tanto rato seguido.

Por lo que hoy, con Santiago de 1 mes, dando papa cada 3 horas, mudando cada 3 horas y durmiendo con un ojo abierto y otro cerrado, sigo con la Dominga en la cama hasta muy tarde… Ni el “Duérmete niño”, ni el jardín infantil, ni el mejor de los sobornos me ha podido ayudar, así que si alguien tiene una mejor idea es BIENVENIDA.

Maria Paz

1 Comentario

  1. Rosario Valenzuela 15.11.2012 - 20:43

    Hola María Paz! Para que no termine odiando aún más su cuna en http://www.dormirsinllorar.com puedes encontrar algunos consejos y métodos menos tortuosos para ella y para toda la familia!
    Rosario V.

    |

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *