La decisión del jardín infantil

La decisión del jardín infantil

María Paz | Publicado en octubre 5, 2012

Los “jardines infantiles” han sido un tema que han estado en boca de todos este año. En las noticias y en los diarios han aparecido los abusos en los jardines infantiles, los maltratos, los engaños, etc., y no nos dejan indiferentes, menos aún cuando llega el momento de tomar la decisión de llevar a nuestros hijos al jardín.

Entonces, ¿cómo tomar la decisión?, ¿qué esperar como padres?, ¿cuáles son los pro y los contra?

Nosotros tenemos dos jardines infantiles que nos quedan a menos de dos cuadras de la casa, pero preferimos elegir uno, que aunque nos queda un poco más lejos, conozco a niños que actualmente van, y además tengo la suerte de conocer a la dueña y algunas de las tías. Eso nos da la tranquilidad y confianza de que es lo mejor para nuestra hija en este minuto.

En la encuesta del jardín que tuvimos que contestar la primera semana con información de la familia, nos preguntaron ¿qué esperamos como padres? La verdad es que ni lo habíamos pensado y recién ahí lo conversamos! Y sin querer darle demasiada responsabilidad al jardín infantil, como padres esperamos que la Dominga lo pase bien, aprenda a relacionarse con otros niños, y que ojalá se lance a hablar (ya que a pesar de que entiende todo, su vocabulario no es muy extenso).

Al momento de tomar la decisión, los pros fueron que no estará toda la mañana encerrada en la casa y que en el jardín lo va a pasar muy bien, le van a estimular la creatividad pintando, cantando, bailando, etc. Aprenderá a relacionarse con otros niños, a tener horarios, a obedecer, etc. Los contras fueron, la plata, en general no son baratos y pasa a ser un ítem no menor en el presupuesto familiar. Los horarios, ya que hay hora de entrada y de salida, por lo que hay que tener disponibilidad a esas horas o a alguien que la puede ir a dejar y a buscar. Las enfermedades, al tener contacto con más niños la probabilidad de resfríos, tos, dolor de guata, son mayores, por lo que hay que asumir que de todas maneras le va a pasar.

Por el post anterior podrán deducir que para nosotros los pros de llevar a  la Dominga al jardín infantil fueron más que los contras, y estas dos primeras semanas hemos tenido una muy buena experiencia!

María Paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *