Nunca es tarde para aprender

Nunca es tarde para aprender

María Paz | Publicado en agosto 29, 2012

Llevo cuatro días en el campo con mi mamá, mi hermana, su hijo de casi 4 años y mi hija Dominga (1 año 8 meses), aprovechando al máximo el pre natal! Los días han estado increíbles y la Dominga no ha parada de correr, saltar, andar en la motito, jugar con los baldes en el maicillo, columpiarse, etc. Y como se ha entretenido tanto con su primo y no he tenido que estar inventándole juegos, he tenido tiempo para hacer algo que jamás pensé que haría….

No podía entender que alguien se pudiera entretener de esta manera o que lo disfrutara en lo mas mínimo, pero para mi sorpresa me uní a ese grupo y como nunca es tarde para aprender, a los 28 años aprendí a TEJER!

Debo reconocer que nunca había tejido ni un cuadradito, y en estos días, guiada por un libro y bajo la supervisión de mi mamá, estoy tejiendo un chalequito para Santiago, mi hijo que está por nacer. Es lo mejor que me podría haber pasado, me entretiene y me relaja, y además me hace muy feliz saber que Santiago va a tener algo hecho por mí! Es tanto lo que me gustó que partí a comprar palillos propios y más lana, ya que una vez que termine de tejer este chaleco, le voy a hacer uno a la Dominga, el cual, obviamente, con el tiempo, va a pasar a ser el chaleco que le tejí mientras la esperaba a ella.

María Paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *